Urge apoyo para la pequeña Guadalupe, lucha por su bienestar luego de recibir 4 balazos

Acayucan.- Fue la noche del 11 de julio cuando le cambió la vida a la pequeña Guadalupe de escasos 8 años de edad, el destino o la mala suerte; estaba en el lugar equivocado, quizás, el caso es que tras una balacera, resultó herida de cuatro balazos, dos rozaron sus piernas, uno más le perforó el intestino y el otro, le dañó su vejiga.

En el lugar estaban su madre Manuela Hernández, y su padre, de quien no preguntamos el nombre; no importa. Su padre la abandonó y lea usted; se fue a vivir con la viuda, es decir, con la mujer de quien fue el motivo de la lluvia de plomo esa noche en el Barrio San Diego, sí, se fue a vivir con la mujer del ejecutado.

16 DIAS EN EL HOSPITAL

Está de más hablar de los hechos. Guadalupe fue llevara al hospital donde –narra su madre-, estuvo aproximadamente 16 días hasta que la enviaron al puerto de Veracruz, allá, a esperar otros 16 días, de sufrimiento, de angustia, de dolor y quizás hasta de remordimiento sin embargo, todo esfuerzo de la madre de la menor no era en vano, se trata de buscar salvarle la vida a su hija.

Preocupada, por sentirse sola y a su suerte, narra su historia de sufrimiento: “Tuvo dos balas incrustadas y dos rosones en sus piernas, de ahí la llevaron al hospital, ahí le sacaron las balas, la tuvimos ahí 16 días pero la fistula comenzó a regar orín y la suciedad se destapaba, de ahí me enviaron a Veracruz y allá la atendieron, comenzaron a cerrarle la fístula y me la entregaron el 18 de agosto pero me dijeron que iba a estar en tratamiento hasta que le cerrara el intestino, ya que sigue abierto”.

NECESITA AYUDA PARA SUS ESTUDIOS MÉDICOS

Manuela, madre de la menor es clara al señalar que el 17 de octubre tiene consulta con el doctor, pero que le han pedido una serie de estudios de los cuales señala, no tiene dinero para llevarlos a cabo, sin embargo pide el apoyo de la ciudadanía ya que se siente sola.

“En este momento necesitamos las bolsas de colostomía, ya que en este momento salen caras, en promedio el paquete sale en 950, esas las utilizamos para cambiarlas una vez al día porque no hay dinero aunque se deberían cambiar dos veces, y lamentablemente esas bolsas no las cubre el seguro popular”, comentó.

Doña Manuela continuará su lucha, esperando que la sociedad la apoye pero sobre todo, rogando que su hija quede bien, bien luego de recibir 4 impactos de bala y mantenerse con vida. Si existe alguien que quiera apoyarla dejó este número de teléfono: 9241134285

Dejar una respuesta