Por Judith del Carmen Téllez Terrón, Licenciada en Enfermería

INTRODUCCIÓN

La enfermería en siglos pasados no se consideraba más que una labor altruista o de compromiso con la sociedad, también era un que hacer que solo, los de nivel socio económico bajo, prostitutas y religiosos podrían desempeñarlo. Es una profesión que ha evolucionado con la humanidad, cabe destacar que la revolución mexicana fue el acontecimiento más significativo, político y social en México, misma que proporcionó a las mujeres mexicanas la oportunidad de destacar por su abnegación y sacrificio y no en pocas ocasiones audacia y valentía. No fue que gracias a personas interesadas en la enfermería y viendo la necesidad de que fueran capacitadas para realizar las actividades (procedimientos) se funda la primera escuela de enfermería hasta que se hizo llegar a nuestro país y de ahí sucesivamente fue creciendo hasta llegar a los niveles o estándares educativos que actualmente tenemos licenciatura, maestrías y doctorados.

Enfermera avanza

Se reconoce que ya desde 1896 se había iniciado la capacitación de algunas mujeres en el Hospital de San Andrés, con ayuda de enfermeras alemanas que se trajeron para tal fin. Sin embargo, tras la inauguración en 1905 del Hospital General se inició el adiestramiento formal de enfermeras; dos años más tarde, en ese mismo nosocomio, el 9 de febrero de 1907 se fundó la Escuela de Enfermería.

El 16 de noviembre de1843, llegaron a la Ciudad de México, las Hijas de la Caridad fueron recibidas por compacta multitud entre la que se encontraban comisiones del Ayuntamiento. Tales muestras de simpatía y deferencia de que fue objeto por parte de las autoridades y en general de todas las clases sociales fue debido a la justificada fama de bondad que tenía su instituto, y a la gran falta que hacían en los hospitales que desde los últimos años del periodo virreinal, habían sufrido lamentable y progresiva decadencia.

En 1910, con la reapertura de la Universidad Nacional de México, Justo Sierra promovió la Reforma Integral de la Educación Mexicana, favoreciendo el desarrollo de extensión de la enseñanza y la investigación científica para contribuir al desarrollo nacional. Al reabrirse la Universidad Nacional, la Escuela de Medicina se integra a ella el 26 de mayo de 1910 y el 30 de diciembre de 1911 la Universidad de México aprueba integrar la enseñanza de la Enfermería a la Escuela de Medicina en las propias instalaciones de ésta, situación que prevaleció hasta 1945, siguiendo las mismas normas y reglamentos disciplinarios de planes y programas eran aplicados en ambas escuelas.
Para 1911 se incorporó a la Escuela de Medicina de la entonces Universidad Nacional, y se estructuró así su primer plan de estudios de dos años después de la primaria; se instituyó como requisito para cursar la carrera de partera (actividad que nació antes de la de enfermería), de ahí que esta escuela, al integrar la carrera de partera, recibió el nombre de Escuela de Enfermería y Obstetricia.

En 1920, José Vasconcelos señalaba “la técnica y el arte” tienen como único fin social servir al hombre del pueblo. La universidad deja de producir profesionales individualistas, en cambio se forjará al profesional capaz y solidario. Como reflejo de estas políticas desde los años 20’s del siglo XX se desarrolla un proceso de integración de programas de servicio social en las universidades. Con estos antecedentes, el servicio social surge como una respuesta de las instituciones de educación superior a la necesidad de reconstruir el país surgido de la Revolución Mexicana. Por ello mismo, constituyó un esfuerzo por hacer realidad el reclamo de justicia social emanado del proceso revolucionario

La sociedad ha permitido redefinir la práctica de enfermería a partir del reconocimiento y el valor social que le da a dicha actividad profesional. El rol de la enfermera está cambiando influidos por desarrollos científicos y por la regulación del ejercicio profesional. Además existen otros elementos que han influido, desde la sociedad, en el cambio de rol de la enfermería actual. El consentimiento informado, los derechos del paciente, la estandarización de la práctica, el desarrollo de la investigación y la docencia y los proyectos de la evaluación de la calidad, entre otros. Aunando a estos cambios se observa una transformación cualitativa de la práctica de enfermería: mayor habilidad para la valoración, planeación, ejecución y evaluación de las intervenciones, mayor autonomía profesional y mejores niveles de formación.

La universidad nacional de México en 1911, inaugurada un año antes, aprobó la integración de la enseñanza de la enfermería a la escuela de medicina, siendo en 1912 cuando los médicos diseñaron el primer plan de estudios para cursar en dos años la carrera de enfermera y dos años para la carrera de partera. Desde el campo de trabajo, el desarrollo de la enfermería se dio en tres vertientes: partera, enfermera sanitaria y enfermera hospitalaria o asistencial. En 1987 se llevó acabo el primer examen por arias de conocimientos como opción de titulación, en los dos niveles: técnico y licenciatura con incremento sustancial de la eficiencia terminal. En 1988se inicio en la escuela nacional de enfermería y obstetricia, la impartición de la licenciatura en enfermería en el sistema de universidad abierta, con la complementación de créditos previa revalidación de los estudios técnicos para quien hubiera cursado la carrera técnica de enfermera y cubriera el requisito del bachillerato. Entre los años 1997 a 2002, se inician estudios de posgrados con el plan único de las especialidades de enfermería y en el año 2002 se aprueba el plan de estudios del programa de maestría en enfermería. Cabe recalcar que aunque desde 1966  se aprobó la licenciatura en enfermería en México, el aumento del nivel de escolaridad de las enfermeras y enfermeros se ha producido a partir de la última década, cuando en 2004 se establecieron convenios con el sector salud para profesionalizar a nivel superior la enfermería a través del sistema único de autodeterminación (SUA). Así pues es una carreara relativamente reciente en el nivel educativo superior, pero que ha tenido importantes programas para buscar que las enfermeras y enfermeros que solo tenían el nivel técnico incrementen su nivel académico y profesionalización.

México sólo cuenta con 302,000 enfermeras y enfermeros para atender a sus 112 millones de habitantes, del total de estos trabajadores de la salud 9 de cada 10 son mujeres y su edad promedio es de 38 años. 70% de los profesionales de la enfermería trabaja en localidades de más de 100,000 habitantes, mientras que sólo 10% se establece en comunidades rurales. Además, en 2050 México tendrá más de 30 millones de adultos mayores, por lo que la demanda de enfermeros será mayor. El 12 de mayo el mundo celebró el Día Internacional de la Enfermería, creado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).En este contexto, especialistas dicen que hay una gran oportunidad en homologar la educación de enfermería, ya que 4 de cada 10 escuelas privadas que imparten esta profesión no están acreditadas por las autoridades educativas. Durante los últimos cinco años, AXA, en alianza con la Fundación Marillac y mediante su campaña “México necesita 4 veces más enfermeras”, ha apoyado su formación. El respaldo incluye la compra de una casa para 40 estudiantes con beca completa: hospedaje, alimentos, colegiatura, gastos personales, uniformes, útiles; 27 becas de colegiatura, y 4 millones de pesos para la fundación. La campaña ha contribuido a la educación de las enfermeras con el mejoramiento de infraestructura, renovación de instalaciones de laboratorio, compra de equipos médicos, y remodelación de espacios comunes del Instituto Marillac.

CONCLUSION:

La enfermería a nivel educación y empleo ha tenido un auge impresionante esto gracias a los profesionistas que siempre han estado a la vanguardia en la investigación y en el avance científico en el desarrollo de la medicina moderna ya que enfermería va de la mano con dicha profesión, por lo tanto podemos concluir que la enfermería es una profesión y no un arte como en décadas pasadas, actualmente hay organizaciones que han ayudado a esta disciplina a mejorar las condiciones de educación, desempeño, empleos y el reconocimiento social.

Esperando que esta llegue a hacer una de las disciplinas más apoyadas en nuestro país y así  poder destacar en el área de la salud y de la educación.

 

BIBLIOGRAFIA

 

1.- ENFERMERIA AVANZA. 4 DE ABRIL DEL 2009

2.- LA FORMACION Y LA PRACTICA SOCIAL DE LA PROFESION DE ENFERMERIA EN MEXICO. MARGARITA CARDENAS JIMENEZ. UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA.

3.- INEGI 24 DE DICIEMBRE DEL 2015 AGUAS CALIENTES.

ENFERMERIA CARRERA DEL FUTURO EN MEXICO KALEYDOSCOPIO

COMPARTIR