La joven Génesis Deyanira Urrutia Ramírez, desaparecida desde el 29 de septiembre y encontrada muerta el viernes 7 de octubre, quería ser periodista.

A sus 22 años, estaba a punto de culminar sus estudios en la Universidad Veracruzana (UV) y egresar como licenciada en Ciencias de la Comunicación.

También soñaba con hacer una maestría en España. Hace escasos cinco meses volvió de Ecuador, le gustaba la naturaleza, pero en la sangre llevaba el deseo de seguir los pasos de su padre, Edgar Urrutia Hernández, quien trabajó durante varios años para El Dictamen.

“Creo que sí traía en la sangre ser periodista. Fue parte de su naturaleza, ella siempre fue extrovertida y poco  a poco lo fue descubriendo, pasó por muchas decisiones y al final se dio cuenta cuál era su vocación y creo que la encontró”, expresó.

Los restos de Génesis Deyanira regresaron a su antigua casa, en el municipio de Jáltipan, al sur de la entidad.

Entre lágrimas y rostros que reflejan dolor e impotencia, familiares, amigos y conocidos acudieron al velorio que se llevó a cabo este domingo por la mañana.

Génesis también fue recordada como la flor más bella de Jáltipan debido a que en una ocasión fue nombrada reina de la feria de esa localidad.

“Le gustaba participar en todo tipo de actividades, era muy activa, ganó tres veces el torneo de ajedrez a nivel nacional de la Conade”, destacó su padre.

La joven de 22 años recibirá cristiana sepultura este lunes a temprana hora, a las ocho de la mañana habrá una misa de cuerpo presente.

Sus familiares exigieron a las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE) el esclarecimiento de los hechos luego de que viernes fueran encontrados sus restos en bolsas negras en la parte centro de la entidad.

Asimismo, agradecieron el apoyo de la comunidad universitaria que se movilizó en Veracruz-Boca del Río y de  la dirigente del Sindicato Único Independiente de Trabajadores del Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz (Cobaev), Erika Ayala Ríos, por las gestiones para dar celeridad a la entrega de los restos y su traslado a la ciudad de Jáltipan.

TOMADO DE www.presencia.mx

COMPARTIR