En menos de un año, la familia García Baruch volvió a vivir la desaparición de uno de sus integrantes, pero ésta vez con un desenlace fatal.

Octavio García Baruch era un joven muy inteligente que amaba el deporte, estaba a punto de terminar su tesis e irse a trabajar a la Ciudad de México. Sin embargo, desapareció hace poco más de una semana y el viernes por la noche fueron encontrados sus restos, junto con los de otros jóvenes, en el interior de varias bolsas negras.

“Nosotros tenemos un año viviendo la desaparición del otro sobrino (Gustavo), entonces ya que como ahorita estamos como ciscados, obviamente, yo creo en Dios y Dios sabe lo que hace. Además, las instituciones por algo están”, expresó uno de sus tíos que  viajó desde la capital del país al municipio de Acayucan para asistir al velorio.

El familiar describió a Octavio como un chico brillante. “Era un chamaco brillante, muy inteligente, muy deportista, era de hacer mucha pesa, estaba mamado y peleaba muay-thai, estudiaba para ingeniero bioquímico, estaba en la parte de su tesis y esas cosas”, expresó.

A pesar de que al joven hallado muerto en bolsas negras se le vincula con la delincuencia, su tío difiere, incluso, reveló que Octavio García Baruch tenía casi seguro un puesto de trabajo en la Ciudad de México.

“Existe la libertad de expresión, se ha luchado mucho por eso, pero que sea para eso, no para inventar y vender historias de morbo y que llamen a la gente a comprar los periódicos. Es muy fácil publicar algo que va a vender, pero no saben el daño moral que le están haciendo a la gente, fotos que van a tardar años en olvidarse a la gente”, manifestó.

Visiblemente consternado por los hechos, el familiar recordó que el hermano de Octavio, Gustavo, quien estudiaba medicina, sigue desaparecido desde noviembre del año pasado y hasta la fecha no hay información de su paradero.

Él, junto con sus familiares y amigos más cercanos, pidieron a las autoridades el esclarecimiento del caso.

Los restos del joven son velados en Acayucan, al sur de la entidad y el lunes por la tarde le darán cristiana sepultura.

Sus padres no aceptaron realizar declaraciones a la prensa; sin embargo, en medio de un ambiente de dolor y llanto, negaron rotundamente las versiones que vinculan al estudiante de la ingeniería en bioquímica con el crimen organizado.

TOMADO DE www.presencia.mx

COMPARTIR