PAPANTLA.- Un hombre se arrebató la vida luego de asesinar a su esposa este viernes en su domicilio localizado en la colonia El Batán, donde ningún vecino hizo nada al manifestar que en esa casa los problemas eran constantes.

Con un “Te quiero”, Humberto Santes Ramírez de 28 años se despidió de su hijo de 17 años, a quien le dio la orden de llevarse a su hermano de 5 a casa de su abuela para luego cometer el atroz crimen.

En el desamparo quedaron los dos menores luego de que su papá sostuviera una acalorada discusión con su esposa Rebeca L.G. de 36 años, cuyo cuerpo quedó tendido en el piso junto a su cama.

Tras pelear, el feminicida mandó a sus hijos a casa de su abuela, les dio ropa, cobijas y su laptop para que se distrajeran, pues la discusión se extendió durante varias horas señalaron vecinos.

La víctima debía bajar a preparar los guisados que ocupa para su venta de tacos en el mercado Miguel Hidalgo, pero al no hacerlo familiares entraron en el domicilio para ver que había pasado.

Ahí, encontraron a la agraviada ya sin signos vitales y junto a su cuerpo el de Humberto colgado con una cuerda atada a una viga de la humilde vivienda construída con block y láminas de zinc.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública acudieron para tomar conocimiento y acordonaron el área, mientras elementos de Servicios Periciales ordenaron el retiro de los cuerpos al SEMEFO.

COMPARTIR