CARLOS GONZALEZ ALONSO, Acayucan, Ver.- Sin que pudieran recibir atención médica adecuada, dos personas perdieron la vida durante este lunes por supuestos ataques al corazón, sin que autoridades ministeriales tomaran conocimientos pues médicos familiares indicaron que harían los certificados médicos correspondientes y así entregar los cuerpos a sus respectivas familias para darles cristiana sepultura.

El primer caso se dio en el municipio vecino de Oluta, cuando paramédicos de Protección Civil acudieron al domicilio del comerciante Rolando Cobos Pérez “Cobos”, de 42 años de edad, sito en el Callejón Guadalupe Victoria de la colonia Santa Lucía para trasladarlo a una clínica particular pues se dijo tenía síntomas de un paro cardio respiratorio; desafortunadamente y pese a los esfuerzos de los valientes paramédicos, el hombre llegó sin vida al nosocomio.

Más tarde fue reportado otro deceso por las mismas causas pero ahora en la comunidad de Ocozotepec, perteneciente al municipio de San Pedro Soteapan, en donde el campesino Vicente Gaytán Ramírez de 65 años de edad, murió al parecer de un para cardiaco.

En ambos casos acudió personal de la fiscalía pero no fue necesaria su intervención pues médicos familiares indicaron que eran muertes patológicas.

VIAnoreste.net
COMPARTIR