La Fiscalía General de Torreón, Coahuila, confirmó que las armas que utilizó el menor estudiante de 11 años en un tiroteo en el interior del Colegio Cervantes el pasado viernes eran propiedad de su abuelo.

El fiscal de Coahuila Gerardo Márquez detalló que las primeras investigaciones arrogan que son propiedad del abuelo y se encontraban en la casa del menor.

Agregó que no se tienen elementos para comprobar que las armas fueron adquiridas por el abuelo del menor de manera legal, debido a que este se ha reservado su declaración ante la Fiscalía.

Concluyó destacando que fue resguardado equipo electrónico, un teléfono, un iPad y videojuegos propiedad del menor y se analizan sus redes sociales, al igual que su entorno familiar.

COMPARTIR