Carlos GONZALEZ ALONSO

Acayucan, Ver.- Luego de poco más de treinta y seis horas que estuvo el cuerpo en la plancha del Servicio Médico Forense, la tarde-noche de este jueves fue sepultado en la fosa común el cuerpo del indigente que fuera encontrado muerto en el barrio Zapotal, puesto que no hubo familiar alguno que acudiera a reclamar el cuerpo.

Como se dio a conocer ampliamente, el cuerpo de un supuesto indigente fue localizado muerto la mañana de este miércoles en la esquina de las calles Porfirio Díaz y Vicente Guerrero del barrio Zapotal, acompañado de su fiel amigo, un noble can llamado “solovino”, que se quedó como llegó, solo porque nadie lo reclamó tampoco para ofrecerle una casa donde estar.

El cuerpo del supuesto indigente, identificado como “Santos” fue trasladado al Servicio Médico Forense y tras la espera de que se presentaran sus familiares, nadie acudió a reclamarlo e incluso las investigaciones arrojaron que podría ser de la Colonia Revolución de esta ciudad o del municipio de Chinameca, pero en ambos lugares las personas que fueron entrevistadas negaron tener parentesco con el finado, pese a que se supo llevaba por nombre  Santos Hernández Wenceslao de 54 años de edad.

De tal manera que este jueves por la tarde-noche el cuerpo fue enterrado en una fosa común.

COMPARTIR