Chihuahua.- El crimen de Daniela consternó a todo el estado, la joven murió a manos de la que se dijera su amiga y quien simulaba tendría un bebé.

Con una sentencia de 27 años de prisión concluyó el Juicio Oral de Alejandra “N”, después de que una Agente del Ministerio Público adscrita a la ciudad de Meoqui, acreditó su autoría en el homicidio de Daniela Guadalupe “N”, cuyo crimen tenía como fin quedarse con su hija recién nacida.

A través de lo expuesto durante las audiencias, la Fiscalía de Distrito Zona Centro sustentó que la mañana del 10 de junio del 2016, la víctima salió de su domicilio en compañía de sus dos hijos menores y su bebé de cinco días de edad, con el objetivo de ver a su amiga ese día.

Era su amiga, arrojó su cuerpo al río para quedarse con su bebé. Foto ilustrativa: Pixbay

De acuerdo a las indagatorias, Alejandra “N” recogió a la mujer y los menores en las inmediaciones de Meoqui, a bordo de una camioneta familiar Van, en la cual, se trasladaron a las orillas de la presa del Carrizo, ubicada en el municipio de Julimes.
En el lugar, de manera sorpresiva, la mujer golpeó a su amiga con un objeto contuso por la espalda hasta que la dejó inconsciente y posteriormente la arrojó hacía el río, mientras que los menores se encontraban en el interior del vehículo.

Después de cometer el crimen, Alejandra “N” quien había simulado estar embarazada, llevó a los dos menores a casa de la madre de la víctima y le dijo queDaniela Guadalupe traía consigo a la bebé y que se encontraban con bien.

Al día siguiente, fue interpuesto el reporte de ausencia de Daniela Guadalupe “N” y su hija, por lo que de inmediato se inició su búsqueda; sin embargo, horas después fue localizado el cuerpo sin vida en el interior del río.

En la continuación de las indagatorias, se entrevistó a Alejandra quien comentó haber dado a luz días a tras a una niña; tras varias investigaciones de campo, estudios médicos, psicológicos y periciales, se determinó la falsedad de las declaraciones; la bebé fue plenamente reconocida y entregada a su abuela.

Asimismo, se determinó que previamente Alejandra le había ofrecido dinero e incluso una propiedad a Daniela a cambio de su hija, ya que a través de un embarazo falso pretendía retener a su pareja sentimental.

Los Agentes Investigadores localizaron la ropa utilizada por la agresora en el momento de los hechos, la cual trató de encubrir lavando de inmediato, sin embargo, al realizar los estudios científicos a las prendas de vestir dio positivo a la prueba del luminol, a través de la cual se determinó que contaba con restos hemáticos.