Diario de Chiapas.- A la pequeña Ximena la mató el odio, el rencor y la venganza de un empleado despedido. “El Macabil”, como se le conoce al presunto autor responsable del secuestro y homicidio de esta niña, fue despedido de una granja acuícola luego de que su patrón, padre de la menor asesinada, lo sorprendió robando parte de la mercancía y de la producción.
En el colmo del cinismo, “El Macabil” tuvo el atrevimiento de pedir su liquidación, misma que le fue negada por el empresario acuícola.
“¡La vas a pagar y te vas a arrepentir hijo de tu chingada madre!”, le dijo el presunto asesino en tono de advertencia al papá de la infante que perdió la vida de una formal vil con una sobredosis de una sustancia química que le fue suministrada de forma incorrecta.
Pasó un buen tiempo y el ahora recluido en el Centro de Reinserción Social para Sentenciados (CERSS) número 14 “El Amate” se dedicó al robo en sus diferentes modalidades en la región de Mezcalapa.
Se sabe que permaneció preso por varios delitos. El más reciente fue el robo de una motocicleta; sin embargo el afectado para evitar problemas, prefirió no presentar demanda alguna luego de la recuperación de su propiedad.
El secuestro y asesinato que conmocionó a Mezcalapa
El pasado 4 de septiembre, la población entera de Mezcalapa y sus alrededores se estremeció ante la noticia del secuestro de la pequeña de apenas 7 años de edad.
De acuerdo con los datos oficiales, el presunto responsable, la niñera, el novio del detenido y dos personas más planearon el secuestro de la niña, para lo cual utilizaron una motocicleta.
Desde el día del secuestro, diferentes autoridades, como la Unidad Antisecuestros de la Fiscalía General del Estado y el propio alcalde, Juan Alberto Sánchez Hernández, encabezaron la búsqueda de la menor por diferentes rancherías, ejidos de Mezcalapa y municipios aledaños.
Malpaso, por ser un punto limítrofe entre los estados de Oaxaca, Veracruz y Tabasco contó con el apoyo de dependencias de estas tres entidades, así como de pobladores de las mismas, quienes prácticamente tendieron un cerco brechas carreteras y caminos de terracería.
Jugaba fútbol cuando la niña ya estaba muerta
Según algunas versiones, “El Macabil” y sus cómplices tuvieron la sangre fría de permanecer en Mezcalapa y algunos puntos cercanos a pesar de que la pequeña ya estaba muerta.
De acuerdo con las declaraciones del mismo detenido, la niña perdió la vida el mismo día del secuestro a causa de una sobredosis, ya que los implicados carecían de los conocimientos respecto a la aplicación del mismo. Por eso cuando su cuerpo fue hallado durante la madrugada del sábado anterior llevaba ya varios días en descomposición.
Una fuente que conoció de cerca el caso refiere que el “El Macabil” jugaba fútbol cuando fue identificado y en su huida robó un caballo metiéndose por caminos de extravío.
Sin embargo, se sabe que existió una clara organización por parte de la población que permitió su captura. Su vida valía oro, lo que le salvó de que fuese linchado por sus captores, quienes de inmediato lo entregaron a las instituciones policiacas para que éste declarara el lugar en donde estaba desaparecida la menor.
En un principio dijo que la pequeña estaba en una casa de seguridad en una comunidad del municipio de Huimanguillo, Tabasco, hasta donde se trasladaron las diferentes corporaciones policiacas.
Al llegar al lugar, éste cambió la versión de los hechos y señaló que se encontraba tirada en un basurero de Mezcalapa. Una vez más, previo procesos aplicados por los elementos policiacos para obtener información, confesó finalmente que la niña estaba en un área cercana a un puente denominado “Chintul”, en Mezcalapa.
Los policías se trasladaron hasta el lugar y efectivamente ahí estaba el cuerpo de la infante, ya en avanzado estado de descomposición.
Finalmente, este domingo cerca de las 2:00 de la madrugada el cuerpo de la menor hizo su arribo a Mezcalapa, en donde fue recibido por cientos de pobladores que entre una mezcla de dolor, rabia e indignación acompañaron a los familiares a los cortejos fúnebres.
Por todo ello, el municipio de Mezcalapa determinó la cancelación del desfile y el Grito de Independencia previstos para este 15 de septiembre como muestra de luto y afecto a los familiares de la pequeña.
Ahora, en Mezcalapa este 15 de septiembre en vez de hacer el tradicional grito de “¡Viva México!”, ahora el grito es de justicia para Ximena.

COMPARTIR