Por: Marco FONROUGE MATHEY /¿Qué orillo a la directiva de las Chivas quitar del cargo de Director Técnico a Tomás Boy a dos días del clásico nacional? ¿Servirá al rebaño para su enfrentamiento ante América?. Las Chivas Rayadas de Guadalajara han dejado de pesar en los estadios del futbol mexicano y aunque la historia nos señala que es un equipo grande de nuestro balompié, no solo en títulos sino en arraigo, es claro que los que no piensan igual son los directivos que ahora encabeza Amaury Vergara.

Vamos por partes, cuando llegó Matías Almeyda nadie daba un peso para que el “pelado” sacara al rebaño sagrado de la oscuridad donde se encontraba, no solo le regresó la identidad al Guadalajara, sino que le devolvió los títulos, el “pelado” ganó 5 con las Chivas entre ellos uno de Liga, cuestionado por el juego ante Tigres, como sea, eso es historia y en los registros futbolísticos ni fue la primera vez ni será la última en que se equivoque un árbitro; hoy lo hacen con todo y VAR.

Las malas decisiones separaron a Almeyda del Guadalajara pero además, terminó una posible relación que permitiera en un futuro ver al argentino de nueva cuenta en el área técnica de las Chivas dirigiendo a sus pupilos, ya se dieron dos oportunidades para su regreso, antes de la contratación de Boy, y ahora después de su cese; las Chivas no lo han considerado.

Pero mientras que todo esto se da en el futbol mexicano, la historia de las Chivas sigue siendo arrastrada por cada estadio de la Liga MX y hasta en sus terruños; el 4 por 2 del Pachuca al Guadalajara en el mismo estadio del rebaño fue lo último que le pudieron aguantar a Tomás, aunque le hubieran dicho que seguiría siendo el técnico hasta el juego contra el América pero también surgió el rumor que aunque ganara, no más Boy.

Desde un principio se sabía que Tomás no era un técnico para las Chivas, que pese al reclamo de ser el equipo más grande de México, es al que menos se le exige, no como a América, Cruz Azul y hasta los Pumas, al Guadalajara se le consiente por el hecho de jugar con puros mexicanos, aunque eso sea una determinación exclusivamente del club, una ideología de la institución, y que está en manos del dueño romperla; hoy en día el futbol se disputa a otros niveles, las tradiciones pesan, y al Guadalajara le está pesando querer abrir solo el abanico a los mexicanos, y no es pretender que les cierren los espacios, es que ya no le da al Guadalajara pelear con puros nacionales, porque en económicamente, los mejores jugadores de México buscarán estar en la nómina de Tigres, Monterrey, América, Cruz Azul entre algunos otros que paguen mejor que Chivas.

Al Guadalajara se le puede exigir por su grandeza, pero no por su poder económico, hoy le alcanzó para contratar a Tomás Boy, y ahora solo pudo hacerse de los servicios de Luis Fernando Tena; al futbol mexicano no le hace bien que sus equipos populares no estén en buen nivel, porque los clubes considerados medianos o chicos esperan la visita de América, Cruz Azul, Chivas o Pumas para llenar su estadio; es preocupante el nivel de Chivas, la situación de Chivas y la estabilidad de Chivas; gracias a Veracruz es penúltimo de la porcentual porque Veracruz es un desastre, escuché a un analista pedir que no se comparara a Chivas con Veracruz, la historia de ambos clubes son polos opuestos, eso sí, pero los que lo deberían entender primero son los directivos del Guadalajara, Amaury Vergara, no le pide nada a Fidel Kuri, en necedad, incongruencia y malas decisiones.

COMPARTIR