Ciudad de México.- El pleno del Senado aprobó la Ley de Desaparición Forzada de Personas y Desaparición Cometida por Particulares, una legislación que hacía falta desde hace 50 años, cuando el Comité Eureka, de Rosario Ibarra, inició su lucha y lanzó el grito “Vivos se los llevaron, “vivos los queremos”, según expresaron en tribuna legisladores del PT, Morena y del PRD.

La legislación, que este jueves se aprobó con 90 votos a favor, 3 en contra y 3 abstenciones, comenzó a ser construida hace dos años, luego de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Panistas, perredistas y petistas sostuvieron que es un logro importante, para dar respuesta a “una tragedia que se reproduce sin cesar” en un país “convertido en una gran fosa clandestina”, pero tiene deficiencias que deberán corregirse a futuro.

La nueva ley dota al Estado mexicano de instrumentos para hacer frente a ese delito. Se crea un Sistema Nacional de Búsqueda de Desaparecidos y el Registro Nacional de Personas Desaparecidas.

Uno de los puntos más controvertidos de la ley fue el de los tipos penales. La inclusión de la categoría de “Persona no localizada”, impuesta por el gobierno federal, fue motivo de largas discusiones en los últimos meses y días, pero aún así quedó en el texto del dictamen aprobado.

Panistas, perredistas y ex perredistas presentaron reservas, para eliminar esa categoría de Persona no Localizada, definida como aquella “cuya ubicación es desconocida y su no localización obedece, de acuerdo con la información con que cuenta la autoridad, a causas distintas de la comisión de algún delito”.

En contraparte define a la Persona Desaparecida:, como aquella cuya ubicación es desconocida y su desaparición obedece, de acuerdo con la información con que cuenta la autoridad, a la probable comisión de algún delito”.

El ex perredista Armando Ríos Piter, insistió en que se debía quitar de la ley esa categoría de Persona No Localizada, ya que dijo, no existe ningún referente en la legislación internacional “que llame no localizados a los desaparecidos. Exigió llamar a las cosas como son, sobre todo por la magnitud del problema, que ha convertido a México “en una gran fosa clandestina”.

La senadora del PAN, Marcela Torres, advirtió que la pretensión del gobierno federal es “maquillar las cifras y que no se reconozca la magnitud del problema, “con cifras alarmantes de desaparecidos, superiores a las que se dan en naciones en guerra.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Angélica de la Peña, comentó que lograron corregir, a fin de que también los No localizados deban ser buscados de inmediato por la Comisión Nacional de Búsqueda. Igualmente, expuso, el concepto No localizado no se aplica a los menores de 18 años.

La ley aprobada incluye un capítulo de sanciones. La pena para el delito de desaparición forzada es de 40 a 60 años. Puede llegar a 90 años por agravantes y disminuir a 20 si quien comete el delito da información para localizar con vida a la víctima.

La minuta se turnó de inmediato a la Cámara de diputados.

VIAnoreste.net
COMPARTIR