Ciudad de México.- Un joven de 17 años perdió la vida a causa de un chupetón, y es que un coágulo de sangre formado por una succión en el cuello, viajó al cerebro por vía intravenosa.

Según medios locales, el muchacho llegó a su domicilio tras una cita con su novia de 25 años, sin embargo cuando estaba cenando con sus padres comenzó a convulsionarse.

Paramédicos arribaron al lugar para brindarle los primeros auxilios, lo cual fue demasiado tarde.

VIAnoreste.net
COMPARTIR