CIUDAD DE MÉXICO.

Desde el diagnóstico de cáncer, Diego y su mamá tuvieron dificultades económicas debido a los costos de los medicamentos.

“Antes de que entrara al hospital me tuve que salir de trabajar para poder cuidarlo y llevarlo al hospital; no sabíamos que eran las quimios, casi el primer mes fue diario y ahorita va disminuyendo, pero son muchísimos gastos”, dice la señora Cano. “Gracias a dios nos la da el seguro; sin embargo, los complementos, vitaminas y lo que gastamos en transporte y comida”.

Doña Cristina es el sustento de su familia, a pesar de no trabajar en un empleo formal, ella se dedica a hacer manualidades para sacar a su pequeño adelante.

“Yo soy sola; sí tiene papá, pero no ayuda… Hay que cubrir nosotros los gastos y para cubrir los gastos tenemos que hacer muchas manualidades”.

Noches y días en el hospital han enseñado a Diego y su mamá a vivir al máximo.

“Aun todavía me duele, no se supera, esta enfermedad es muy cruel”, comenta la mamá del menor. “Una lección que me está dando Dios y creo que lo estamos logrando, creo que el propósito de Dios ya lo tengo presente, que es vivir el día de hoy”.

Después de dos años del diagnóstico, Diego es un guerrero contra el cáncer y un pequeño con ganas de vivir.

“No levantamos una mano para pedir dinero, sino que nos ayuden a comprar; se siente bonito porque no mucha gente ayuda, mucha gente cuando le vamos a vender algo se voltean, nos ignoran y la verdad ahorita hay varia gente que quiere apoyar y si quieren algo a cambio que son nuestras manualidades lo vamos a hacer”,

Tras conocer la historia de Diego, un grupo de jóvenes voluntarios llamado G19S decidió sorprenderlo con una fiesta para demostrarle que no está solo.

“La verdad es que nos sorprendimos, el primer día tuvo 25 mil reproducciones el video, ahorita está en alrededor de 8 páginas el video, la gente se sigue contactando”, menciona Ivette Salazar, presidenta de la asociación.

“Se siente muy bonito porque mucha gente no sabe de esta enfermedad, no sabe de todos los gastos que se necesitan cubrir”, puntualiza la señora Cristina.