La Organización Mundial de la Salud informó que los ensayos más recientes han arrojado “evidencias inequívocas” de que el remdesivir, fármaco usado por el presidente estadounidense Donald Trump cuando contrajo COVID-19, tienen escaso o ningún efecto en casos severos de la enfermedad.

Este viernes el organismo dijo que los resultados de seis meses de pruebas sobre varios medicamentos a fin de determinar si eran eficaces contra el coronavirus.

El estudio, que no fue revisado por otros científicos, encontró que los cuatro tratamientos: remdesivir, hidroxicloroquina, lopinavir/ritonavir e interferón, tienen “escaso o ningún efecto” en cuanto a evitar que el paciente muera en cuestión de un mes o en cuanto a la recuperación de los pacientes hospitalizados.

Cabe señalar que la mayoría de estos tratamientos ya habían sido descartados, aunque el remdesivir, un medicamento antiviral, había sido aprobado en Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea.

Además, señalan que las existencias del medicamento son limitadas, y la Agencia Europea de Medicamentos está examinando reportes de que el remdesivir es dañino para los riñones.

Cabe recordar que el coctel de medicamentos suministrados a Donald Trump incluía remdesivir.

 

COMPARTIR