Juan Miguel López, un inmigrante mexicano que se presentaba como un exitoso empresario en Dallas, fue sentenciado hoy a 79 años de cárcel por defraudar a decenas de hispanos que invirtieron millones de dólares en una de sus empresas con la promesa de darles altos rendimientos.

La sentencia, que corresponde a un año de cárcel por cada una de las 79 personas a las que defraudó, se emitió un día después de que un jurado en la Corte Estatal 195 en el condado de Dallas, lo declarara culpable de robo, fraude bursátil y lavado de dinero.

De acuerdo con las autoridades, López convenció a decenas de pequeños ahorradores a invertir en su compañía Mito Financial, con la promesa de que obtendrían rendimientos de entre 2.0 y 8.0 por ciento mensual.

Entre agosto de 2011 y agosto de 2016, Mito Financial recibió unos nueve millones de dólares de parte de ahorradores que esperaban recibir el pago de jugosos intereses.

Los fiscales acusaron a López, de operar una estafa piramidal tipo “Ponzi”, en la que el dinero de los nuevos inversionistas se utilizaba para pagar los intereses de los que habían depositado antes, hasta que el esquema se agotó al no alcanzar el dinero que se captaba para cubrir los compromisos.

Un investigador financiero que testificó en el juicio por parte de la fiscalía, determinó que de los nueve millones captados por Mito Financial, López desvió un millón 700 mil dólares para sus gastos personales, otros seis millones fueron usados para el pago de intereses y el resto se usó en pago de empleados y oficinas.

López, de 54 años y originario del estado mexicano de Guanajuato, emigró al norte de Texas en 2002 y trabajó primero cómo mesero y jardinero, antes de darse a conocer en la comunidad hispana de Dallas, al poseer una talentosa voz de tenor y amenizar con su canto eventos y festivales.

En el 2010, creó Mito Financial, como una empresa que proporcionaba servicios de educación financiera a inmigrantes mexicanos, ofreciendo préstamos, servicios de reparación de crédito, registro de negocios, plan de negocios, asesoría financiera, y hasta diseños de páginas en internet.

López tuvo la habilidad de convencer a decenas de pequeños ahorradores que depositaron entre 10 mil y 300 mil dólares.

Mito Financial publicó por un tiempo una revista mensual, “Habitual”, en la que afirmaba que sus seminarios de negocios habían ayudado a crear más de mil nuevas empresas latinas.

Por sus esfuerzos, obtuvo en 2013 el prestigioso Blue Ribbon Award de la Cámara de Comercio de Estados Unidos y fue nombrado presidente interino de la Cámara de Comercio Hispana de Addison, un suburbio de Dallas.

Quienes le conocieron, lo describían cómo un hombre carismático. Su estilo de vida incluía apariciones como invitado cantando ópera en el escenario y conduciendo lujosos autos deportivos como Ferrari y Maserati.

En calidad de presidente de la Cámara de Comercio de Addison, López invitó en 2014 a la extesorera de Estados Unidos, Rosario Marín, a ofrecer una conferencia prometiendo un pago de 15 mil dólares por su presentación, que luego no pudo cubrir.

Su imagen de empresario exitoso comenzó a derrumbarse a finales del 2014, cuando empezó a girar cheques sin fondos al no poder pagar ya los intereses de sus inversionistas.

 

Fuente y foto: Notimex/eap

COMPARTIR