Una cobra rey de cuatro metros fue sacada de una alcantarilla en el sur de Tailandia en una operación de una hora, informó este martes una fundación de rescate, que describió al reptil como uno de los más grandes que han capturado.

Las imágenes de la audaz captura mostraban a un hombre persiguiendo a la cobra -la serpiente venenosa más larga del mundo en un tubo de drenaje oscuro y estrecho.

La cobra salpicó en el agua y trató de deslizarse de nuevo en la tubería, pero fue sacada por la cola después de varios intentos.

Un guardia de seguridad de la urbanización donde fue encontrada fue quien alertó al grupo de rescate el domingo.

Siete rescatistas, incluido yo, fuimos al lugar”, contó Kritkamon Kanghae, de 26 años.

Explicó que la urbanización fue construida en un terreno donde antes hubo una selva.

La serpiente fue liberada luego en un área de naturaleza.

Kritkamon detalló que la serpiente era de más de cuatro metros de largo, pesaba 15 kilos, y era la tercera más larga que el grupo de rescate ha encontrado.

Tailandia está repleta de reptiles y varias especies de cobra son nativas del país.

Las serpientes se han convertido en un dolor de cabeza para los residentes de Bangkok, donde el departamento de bomberos responde a frecuentes llamadas de residentes alarmados.

Las autoridades son reacias a deshacerse de los reptiles porque ayudan a controlar a las poblaciones de ratas, que amenazan los cultivos y las reservas de alimentos.

Las cobras reales, sin embargo, se alimentan principalmente de otras serpientes.

COMPARTIR