Un alcalde violó las medidas sanitarias impuestas en Perú por la pandemia del COVID-19 y fingió estar muerto para no ser detenido.

Se trata de Jaime Rolando Urbina Torres, alcalde del distrito de Tantará, en la provincia de Castrovirreyna, en la región Huancavelica, en Perú, quien fue detenido luego de que se reuniera con un grupo de hombre en una bodega para beber alcohol.

El munícipe fue detenido por la policía tras inspeccionar la bodega, luego de recibir varios reportes ciudadanos, e intentó esconderse dentro de un ataúd fingiendo ser un fallecido por COVID-19.

Jaime Rolando Urbina Torres fue sorprendido con un alto grado de embriedad por los elementos y fotografiado fingiendo estar muerto, sus imágenes fueron subidas a redes sociales y se viralizaron ante la crítica de los internautas.

Ante tal acción, el alcalde y el resto de los sujetos finalmente fueron trasladados a la comisaría de la jurisdicción, tras intentar engañar a los uniformados.

Fuente: El Universal/foto: Twitter/doh

COMPARTIR