Los dispositivos serán implementados en Australia, utilizan inteligencia artificial y funcionarán las 24 horas.

El avance de la tecnología continúa a paso redoblado y así es que Nueva Gales del Sur ha anunciado la implementación de cámaras de detección de teléfonos móviles para reducir el número de muertes en carreteras.

Las cámaras funcionan con inteligencia artificial y están diseñadas para revisar imágenes y detectar el uso ilegal de estos dispositivos.

El gobierno australiano tiene como objetivo capturar alrededor de 135 millones de vehículos al año dentro de cuatro a cinco años utilizando el dispositivo alimentado por IA.

Según Transport for NSW, la primera cámara de detección de teléfonos móviles del mundo funcionará las 24 horas, llueva o truene.

Cuando comiencen los sistemas de detección, los automovilistas recibirán cartas de advertencia durante los primeros tres meses. Después de lo cual, se impondrán multas de 344 dólares australianos (unos 3,000 pesos mexicanos al cambio oficial del día de hoy) por la multa estándar y 457 (unos 6,000) por ser detectados en áreas escolares.

Inclusive el sistema prevé que los conductores también reciban puntos de penalización en ambas situaciones.

En Nueva Gales del Sur, es legal realizar o recibir llamadas de voz mientras conduce, pero solo a través de un dispositivo manos libres.

Sin embargo, las videollamadas, el uso de las redes sociales y la fotografía están prohibidos.

COMPARTIR