Estados Unidos.- El empleado de la aerolínea que robó un avión vacío del aeropuerto de Seattle el viernes y lo estrelló contra una isla cercana, tenía 29 años y tendencias suicidas, dijo el Alguacil del condado de Pierce.

Agregó que probablemente murió en el accidente, pero no reveló su identidad.

El Alguacil aseguró que no hubo indicios de que el incidente fuera un acto terrorista.

En el avión de Alaska Airlines no había pasajeros a bordo y se reanudaron con normalidad las operaciones en el aeródromo.

Constance von Muehlen, directora de operaciones de Horizon Air, una aerolínea hermana de Alaska Airlines, dijo que alrededor de las 20:00 hora local un empleado de la aerolínea llevó a cabo un despegue no autorizado de un avión turbohélice bimotor Q400.

Foto: Web

No está claro cómo el empleado pudo tomar el avión y despegar sin autorización. Un portavoz de Alaska Air dijo que no tenía información sobre cómo ocurrió el incidente.

El alguacil había dicho anteriormente que el hombre era mecánico de una aerolínea, pero esta especificó que el empleado era un agente del servicio en tierra.

Dos aviones de combate F-15 persiguieron el avión, pero no estuvieron involucrados en el accidente, informó la estación local de televisión KIRO7.Es

“Los F-15 lo hicieron a los pocos minutos que el avión fuera robado. Los pilotos mantuvieron el avión fuera de peligro y a salvo a la gente en tierra”, dijo la Policía.

Las imágenes de video en las redes sociales mostraron un gran avión volando sobre Seattle con un F-15 siguiéndolo.

Bomberos estaban trabajando para apagar el fuego del accidente en Ketron Island en Puget Sound. Ketron Island es una isla escasamente poblada a 25 millas (40 km) al suroeste del aeropuerto.

El avión de turbohélice Bombardier Q400 está diseñado para vuelos de corta distancia y tiene capacidad para 76 pasajeros, indicó Alaska Air en su sitio web.

 

VIAnoreste.net
COMPARTIR