Un ‘accidente’ medicinal llevó al descubrimiento de uno de los sabores más famosos del mundo: el refresco de cola.

El farmacéutico John S. Pemberton quería crear un jarabe contra los problemas de digestión que además aportase energía, y acabó dando con la fórmula secreta más famosa a nivel mundial.

Y desde ese día de mayo de 1886 hasta la actualidad, el nacimiento de esta dulce bebida ha sido uno de los descubrimientos más significativos. Está presente en cada rincón y es una de las bebidas más preferidas, junto con el café.

Foto ilustrativa: Pixabay

Bebió 30 latas de gaseosa al día durante 20 años

Ahora la historia de Donna Gunner causa asombro. Ella fue una adicta del refresco de cola por más de 20 años de su vida y donde perdió una fortuna aproximada de 69 mil dólares.

La señora Gunner no podía dejar de tomar este refresco y reconocía que tenía un problema pero no importaba. Ella bebía unos 70 litros de gaseosa cada semana.

Donna Gunner era una adicta a la . Durante 20 años invirtió más de $69.000 en gaseosa. https://www.mirror.co.uk/news/uk-news/i-drank-30-cans-coca-12001856 

Mum drank 30 cans of Coke daily for 20 years in £50,000 addiction

Donna Gunner’s health suffered as she guzzled 1kg of sugar and 4,170 calories a day in full-fat Coke – double the 2,000 recommended by the NHS

Con el paso del tiempo llegaron las consecuencias. Sus problemas de salud se fueron agravando y ahora padece diabetes tipo dos.

Su cuerpo recibía un kilo de azúcar y 4 mil calorías diariamente, cuando los médicos recomiendan solo 2 mil al día; es decir, el doble de la ración necesaria para estar sano.

Era totalmente adicta. Cuando traté de salir, literalmente me volví loca”, confiesa.

Donna Gunner además indicó que su cuerpo sentía necesidad de tomar en cada momento una Coca Cola.

“Me despertaba un par de veces durante la noche para abrir una lata de refresco, anhelando su azúcar y cafeína”.

La rutina de Donna era: “Tenía una lata tan pronto como abriera los ojos, otras dos antes de irme a trabajar, otra en el camino y luego otra en el escritorio de mi trabajo”.

Le pasó algo vergonzoso en el gimnasio

Cómo una de las posibles soluciones, Donna Gunner decidió inscribirse en un gimnasio para revertir un poco el daño que se hacía con el consumo de soda, pero una penosa situación cambió por completo su vida.

Cuando su instructor la paró sobre una máquina de hacer ejercicio, esta se descompuso.

Las máquinas de ejercicio simplemente se apagaron cuando puse mis manos sobre el probador de presión arterial”, cuenta.

Donna creyó que el aparato se había descompuesto por su excesivo peso, pero la realidad era otra.

“Le pregunté al instructor qué pasaba con la cinta de peso, pero él me dijo que era mi presión arterial”.

“Estaba tan avergonzado y realmente me di cuenta de que tenía que hacer algo al respecto”.

Su adicción al refresco le cambió la vida. Foto: Pixabay

Ahora lleva una vida ¿normal?

Ahí fue cuando ‘abrió lo ojos’ y comenzó una rehabilitación cambiando la Coca Cola normal por una dietética. Tiempo después por fin pudo desprenderse de su terrible vicio.

Me dieron migrañas realmente malas, tuve temblores y me sentí realmente mal. Yo era como un adicto que salía de las drogas “, dijo.

A pesar de los ejercicios que Donna realizaba, ella no lograba bajar de peso.

Uno de sus médicos personales entonces le sugirió una dieta especial llamada Low Carb Program, diseñada especialmente para diabéticos tipo 2.

Lo recomendado por el doctor dio frutos y Donna ha logrado bajar hasta 10 kilos y revertir su diabetes.

“No puedo soportar pensar en todas las vacaciones en las que podría haber estado con esos más de 69.000 dólares”, cuenta a la prensa señalando además que en esos momento desea una Coca Cola pero que para eso tiene una botella de agua con gas en su lugar”.