DUBAI.

Arabia Saudita informó que ejecutó y crucificó a un hombre de Birmania (Myanmar) condenado por el asesinato de una mujer y otros delitos.

La agencia estatal Saudi Press Agency dijo que la ejecución se realizó en la ciudad santa musulmana de La Meca.

Las crucifixiones -en las que se decapita al condenado y se exhibe su cuerpo- son inusuales.

Elias Abulkalaam Jamaleddeen entró a la casa de una mujer de Birmania, disparó un arma y luego la mató a puñaladas.

Robó en la casa y en otra intentó una violación y robó armas y municiones.

Las cortes ratificaron la condena y el rey Salman respaldó la ejecución, según el informe.

Arabia Saudita es uno de los países donde se realizan más ejecuciones.