Los once menores fueron encontrados en condiciones infrahumanas en el desierto de Nuevo México que permanecieron secuestrados en un campamento eran presuntamente entrenados para cometer tiroteos en escuelas estadounidenses, confirmaron autoridades.

Señalaron que cinco adultos vinculados al secuestro de los menores rescatados capacitaban a los niños para el uso de armas, acusación que fue presentada ante un tribunal y que indica que si los acusados fueran liberados podrían cometer nuevos crímenes debido a su planificación y preparación para futuros tiroteos.

Confirmaron que la semana pasada, las autoridades locales allanaron una propiedad en la zona como parte de la búsqueda del menor Abdul Ghani Wahhaj, secuestrado por su padre, Siraj Wahhaj, nueve meses atrás.

Asimismo que fue recibido un mensaje anónimo que señalaba que un grupo de personas estaba muriendo de hambre en un campamento improvisado en el desierto, lo cual permitió a los agentes como referencia para dar con el lugar donde se encontraban once menores de entre uno y 15 años de edad, sobreviviendo en condiciones deplorables y con severa desnutrición.

Al respecto, el sheriff del Condado de Taos, Jerry Hogrefe, informó que el lugar parecía un campamento de refugiados, sin comida ni agua, y carecía de artículos básicos de higiene personal; asimismo, fueron hallados en el lugar un hombre identificado como Siraj Wahhaj, y tres mujeres que se cree son las madres de los niños, junto con un rifle AR-15, cinco cargadores con 30 cartuchos útiles y cuatro pistolas cargadas.

Fuente: Televisa/doh]/foto: Twitter

Tags: niños, adiestrados, tiroteos, desierto, Nuevo México
VIAwww.xeu.com.mx
COMPARTIR