Una bala perdida en Coatzacoalcos cambió la vida de la pequeña Jenny

EXCELSIOR / VERACRUZ.- La vida de Jenny, una pequeña de apenas 14 años de edad, cambió en un segundo cuando fue víctima de una bala perdida en Coatzacoalcos, Veracruz, uno de los municipios con mayor violencia en el país.

Se encontraba con su mamá, Irma, en la parada de autobús conocida como “La ex caseta”, regresaba a su casa en Nuevo Teapa, una comunidad cercana, cuando se registró una balacera y recibió un impacto de bala en la frente.

“Escuché unos disparos y le dieron a mi hija en la cabeza; nada más veía que la gente corría y yo estaba desesperada… Me jalaron de la mano, yo no sabía ni qué hacer; les decía que mi hija estaba muerta”, comenta la señora Irma Pérez.

La pequeña, que apenas cursa la primaria, fue trasladada a la clínica del Seguro Social de Coatzacoalcos, pero, por la gravedad de su caso, la llevaron al hospital de Orizaba, a 5 horas de ahí, donde la operaron, le sacaron la bala y hoy se encuentra estable. Desafortunadamente, no se sabe cómo quedará Jenny, ni tampoco si podrá regresar a su vida normal.

“Todos estamos decaídos, lo estamos sintiendo parejo, todo lo que está sufriendo esa niña; no solo nosotros, la familia, hasta los vecinos lo han sentido, están tristes por saber cómo se va recuperar”, menciona Doña Refugio Santiago, abuela de Jenny.

Aunado al dolor y la impotencia de su madre porque su hija ha sido víctima de la inseguridad que se vive en Coatzacoalcos, tuvo que dejar de trabajar, a pesar de ser de escasos recursos, para irse a cuidar a su hija a Orizaba, sin tener dinero para comida ni un lugar para descansar. Pronto la regresarán a Coatzacoalcos, pero, necesita apoyo para seguirla tratando.

“Unos vecinos me mandaron dinero para sostenerme, yo estoy aquí desde el viernes; nunca pensé que nos iba a pasar esto”, dice la mamá de Jenny.

Por fortuna, gente de buena voluntad le ha proporcionado ayuda económica, pero, hasta el momento, ninguna autoridad municipal ni estatal se han acercado con ellos, ni mucho menos se sabe algo de los responsables. Un hecho que no sólo indigna y consterna a la familia, sino a los vecinos.

“Como vecinos se siente bastante, ellos son pobres, su mamá es una señora trabajadora y ahora tiene la necesidad de cuidar a su hija en el hospital”, declara la señora Lucía Carrillo.

Junto con Jenny, tres personas más resultaron heridas, pero se desconoce su estado de salud y a dónde fueron trasladados.

No te pierdas Imagen Noticias con Yuriria Sierra de lunes a viernes en punto de las 2:00 pm por Imagen Televisión.

Dejar una respuesta