La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) denunció el caso de unos policías del municipio de Mecatlán que intentaron obligar a una niña a casarse con su agresor sexual, por lo cual realizó la recomendación correspondiente por este caso al alcalde de Mecatlán, en Veracruz.

El caso fue narrado por la revista Proceso, y revela claras irregularidades por parte de las autoridades, sobre el caso de una niña indígena y su padre, quienes solicitaron al Ayuntamiento de Mecatlán ser trasladados a la Fiscalía Especializada de Papantla para denunciar al agresor sexual, no obstante, fueron llevados en la misma patrulla en la que iban el presunto agresor sexual, el subagente municipal de Manantiales y dos policías municipales.

Asimismo, la CNDH realizó dicha recomendación luego de que la víctima y su padre revelaran que al salir de Mecatlán la patrulla se desvió y se detuvo en un campo deportivo donde esperaba el abogado del agresor, quien junto con el victimario negoció su libertad ofreciendo dinero y un terreno para la víctima.

Cabe destacar que la CNDH documentó, de acuerdo con declaraciones de la víctima y su padre que los policías presionaron para que no denunciaran y la niña se casara con el agresor, lo cual ambos se negaron y al llegar a Papantla, los denunciantes se percataron que el agresor no fue puesto a disposición de las autoridades, y posteriormente se enteraron que se encontraba libre en una comunidad cercana.

Finalmente, la tanto la Comisión Estatal como la CNDH acreditó que se violaron los derechos humanos de la menor y que las autoridades incurrieron en una indebida actuación en la integración de una investigación ministerial, omisión en la protección de la víctima e injerencias arbitrarias contra la integridad psíquica de la víctima.

VIAnoreste.net
COMPARTIR