Tras la jornada violenta en Veracruz en la que una familia de seis personas, incluidos cuatros niños, fue asesinada en Coatzacoalcos, el gobernador Miguel Ángel Yunes explicó que de acuerdo con las investigaciones hay un posible vínculo entre el padre de los menores con el homicidio de un líder criminal.

No había razón para matar a los cuatro niños, pero avanzamos en las investigaciones. En las primeras indagatorias se ha encontrado un posible vínculo del padre de los menores con un crimen cometido un día antes relacionado con el asesinato de un líder criminal en Coatzacoalcos”, comentó el mandatario en entrevista con Pascal Beltrán del Río, para Imagen Radio.

Destacó que entre 2015 y 2016 las ejecuciones vinculadas con la delincuencia organizada representaron un aumento de 132 por ciento, esto, debido a los gobiernos de Fidel Herrera y Javier Duarte, quienes permitieron la entrada del crimen organizado a la entidad.

Es un problema muy grave que se presenta en Veracruz desde 2015 y se incrementó 132 por ciento en 2016. Las ejecuciones vinculadas con la delincuencia organizada no se han podido frenar, en lo demás vamos adelante”, afirmó.

Reiteró que Herrera recibió 12 millones de dólares por parte del Cártel del Golfo para que le permitiese a éste operar en Veracruz; sin embargo, tanto ese gobernador como su sucesor, Duarte de Ochoa, negaron esos señalamientos en su momento y negaron la presencia del crimen organizado.

Cuando llega Fidel Herrera abre las puertas al crimen organizado. A él le paga el cartel del golfo 12 mdd para permitirle a operar a este grupo operar en la entidad y eso está asentado en documentos. Tanto Herrera y Duarte negaron a la delincuencia organizada”, aseguró Yunes Linares.

El gobernador aseveró que es necesario reconocer el problema y no ocultarlo, pues debido a que en Veracruz pasan ductos de combustible y lo atraviesan vías importantes de comunicación al sur y norte del país, los grupos delincuenciales se disputan la zona.

Así, aun con la situación crítica que se vive aseguró que se trabaja, por ejemplo en la reconstrucción de las instituciones policiacas, para hacer frente a la inseguridad.