Madres de familia de la escuela primaria “Mariana Rodríguez del Toro Lazarín”, se reunieron la mañana de este miércoles para dar a conocer de presunta arbitrariedad y violencia en dicha institución.

Y es que la presidenta de la sociedad de padres de familia, Lidia Valdés Espinoza, dio a conocer que este martes se les proporcionó de un medicamento a los niños sin el consentimiento de los papás, situación que los molestó.

Explican que llegaron personas para dar flúor a todos los alumnos, siendo que algunos se negaban a que les dieran por su situación de salud, los obligaron a consumirlo.

También señalan que las condiciones del plantel no son las óptimas, ya que los baños tienen varios años sin que se les restaure, y estén al menos limpios para los estudiantes.

COMPARTIR