Carlos GONZALEZ ALONSO/Acayucan, Ver.- Cegado quizá por los celos o problemas económicos, un hombre decidió matar a su pareja a balazos, dejando en la orfandad a tres menores de edad, de 9 y 12 años de edad así como un bebé de escasos ocho meses de nacido. El responsable alcanzó a huir de la escena del crimen dejando tras de sí una estela de dolor y sangre que consternó a los habitantes del sector.

Los hechos se dieron a conocer alrededor de las cinco de la tarde de este lunes indicando que en el interior de una vivienda en la calle Narciso Mendoza, entre Calle del Arroyo y Justo Sierra de la Colonia Revolución de Acayucan, se habían escuchado detonaciones de arma de fuego y después todo fue silencio, por lo que no le dieron importancia.

Sin embargo, una hora después notaron que una vivienda estaba con las puertas abiertas y se escuchaban gritos de los niños que en dicha vivienda habitaban, por lo que se animaron a entrar y cuál fue su sorpresa que vieron a la mujer que vivía en la casa, tirada en un sillón y bañada en sangre, mientras que tres niños estaban encerrados en un cuarto de la misma.

Como pudieron sacaron a los niños y los entregaron a las autoridades que para ese entonces ya iban arribando a la escena del crimen.

Sobre los hechos se mencionó que fue el mismo marido de la mujer quien habría dado muerte a la señora, que en vida respondía al nombre de Cinthia Ledesma Granados de 29 años de edad, oriunda del puerto de Coatzacoalcos, misma que dejó en la orfandad a tres menores de edad. Dos de ellos estudiantes de la escuela primaria “Francisco González Bocanegra” del municipio de Oluta, donde la mamá se caracterizó siempre por ser muy participativa en los eventos escolares.

Personal de Servicios Periciales y de la Policía Ministerial acudió más tarde para haer el levantamiento del cuerpo y trasladarlo a las instalaciones del Servicio Médico Forense mientras que habitantes del sector no se explicaban lo sucedido, pues siempre la pareja se miraba muy contenta; incluso siempre salían con los tres niños. Del presunto asesino se dijo que éste es marino jubilado.

COMPARTIR