Marco FONROUGE MATHEY / ACAYUCAN.- Este jueves pasada la una de la tarde la Liga MX recibió un oficio firmado por Regina Vázquez Saút. La ahora empresaria veracruzana y distinguida por su gusto por el beisbol, por haber regresado a Veracruz la Liga Invernal Veracruzana y la Serie Latinoamericana de Beisbol en este 2019, quiere incursionar en el futbol, pero hacerlo como propietaria del Club Tiburones Rojos del Veracruz y para ello ya dio el primer paso, solicitar que la Federación Mexicana de Futbol pueda aceptar una negociación y posteriormente negociar con Fidel Kuri Grajales, actualmente propietario del club escualo y quien ha estado sumergido en diversos conflictos con la federación, al grado de que mucho se habló, que lo quieren excluir de la Federación.

¿Cuál es el interés de Regina Vázquez?. El principal es, que un gran número de jóvenes veracruzanos se estarían quedando sin la oportunidad de poder triunfar en el futbol, si de por si las oportunidades sin escasas o nulas para los veracruzanos; sin el equipo de Primera División sería demasiado limitadas.

Por otra parte, la acayuqueña sabe perfectamente cuantos y cuales establecimiento dependen de los partidos de futbol cada 15 días en el estadio “Luis Pirata Fuente”, en gran medida, varios sectores del comercio veracruzano se vendrían abajo y no únicamente en la zona conurbada. Así mismo, si el equipo se va, si la Federación mantiene la intensiones de excluir a Fidel Kuri Grajales del futbol, Veracruz se quedaría sin el único equipo profesional que le queda; ya se fue el beisbol, se fue el básquetbol.

Deportivamente, Regina Vázquez ha demostrado su interés por el deporte, en específico por el beisbol, forjando durante mas de una década a los Tobis de Acayucan en la Liga Invernal Veracruzana hasta convertirlos en un equipo poderoso en el beisbol profesional y representativo de México en competencias internacionales pero no solo eso, mediante este club han sabido trabajar con jóvenes y recientemente, tuvieron intensiones de regresar el beisbol de Liga Mexicana al estado.

Mediante un documento dirigido a Yon de Luisa y Enrique Bonilla, la empresaria Regina Vázquez Saut explicó el porque esperan una respuesta positiva y sobre todo que los Tiburones no se vayan de Veracruz, entre otras cosas, el significado, lo que representa para su afición, y porque se ha convertido en un modo de vida.

Los escualos vienen de una temporada totalmente para el olvido, de un fracaso total en todos los sentidos, y con una necesidad de frescura que se la podría otorgar la empresaria acayuqueña, con nuevas ideas, nuevos objetivos pero con una meta clara: que los Tiburones Rojos sean el equipo ganador que merece la afición veracruzana.

COMPARTIR