Entre sus primeros contactos con la plantilla del Leganés, el técnico mexicano, Javier Aguirre, ya les advirtió a los jugadores que deben de estar comprometidos sino en el mercado de diciembre podrían abrirles la puerta.

He hablado con lo menos cara a cara con siete u ocho jugadores, no quiere decir que son los únicos. Vinieron los capitanes conmigo, se presentaron. Si no estaban comprometidos, más les vale que estén porque o sino está diciembre aquí al lado, o sino ya saben”, dijo durante su presentación.

“No hemos hablado (con la directiva) de diciembre en lo absoluto. Estoy con esta plantilla, me dieron 28 jugadores, estoy contento con lo que tengo. De mexicanos, él tendrá veinte mil informes de jugadores en el mundo. Me encanta jugar con compatriotas, pero en este momento no he pensado no he pensado ningún movimiento para diciembre. Ya le dije a los jugadores, hoy mismo les he dicho que lo podemos hablar con la directiva. Todos se callaron, así que todos se quedan”, reiteró.

 

 

“El Vasco” afirmó que va ir “despacito”, pensando en el día a día para afrontar LaLiga y destacó la calidad que hay en el plantel.

“La guerra es el viernes y luego vamos viendo. No puedo hacer sumas y restas alegremente porque nunca salen, vamos despacito… “Yo veo materia prima. Veo material, ganas. Hoy entrenamos muy bien, con mucho entusiasmo y muchas ganas. Yo les dije, ‘cabrones parecen que van de líderes’. Qué calidad, qué cosa, qué bonito entrenamiento me regalaron”, indicó.

El extécnico de la Selección Mexicana aseguró que la decisión de integrarse al Leganés fue muy rápida porque “me miraron a los ojos y me hablaron al corazón. Lo otro es secundario, lo arreglas en dos minutos. Cuando hablas con la gente y palpas, no dudé ni un segundo”.

COMPARTIR