La Justicia francesa -a través de la Corte de Apelaciones de París – ha validado la investigación por chantaje de un vídeo de contenido sexual en el que está imputado Karim Benzema. El delantero francés de Real Madrid estaría, por tanto, a un paso del juicio, al igual que otras cinco personas imputadas en este caso denominado como ‘sex-tape’. El delantero recurrirá ahora al Supremo, informó a Efe la defensa del jugador.

Los abogados del jugador madridista y de los otros acusados habían pedido al tribunal que invalidara la investigación porque a su juicio estaba “viciada” por la intervención de un policía infiltrado, que se hizo pasar por emisario de Valbuena para identificar a quienes lo chantajeaban con un vídeo sexual.

Karim Benzema está acusado de conspiración por presuntamente chantajear a su compañero en Francia, Mathieu Valbuena, por un supuesto video de contenido sexual. A Valbuena, según diversas fuentes, se le habría reclamado una cantidad de dinero que oscilaban entre los  50 mil y 100 mil euros

La causa penal salió a la luz el 13 de octubre de 2015, cuando el ex delantero francés, Djibril Cissé, fue una de las cuatro personas que fueron interrogados por la Policía.

Valbuena, más tarde, defendió a Cisse, negó cualquier implicación en el intento de obtener dinero de su ex colega en Marsella y fue puesto en libertad sin cargos, sugiriendo que se comportó como un amigo por tratar de ayudarle.

El escándalo, volvió al protagonismo absoluto poco después -noviembre de 2015-, cuando se supo que Benzema había sido detenido en Francia, reclamado por los investigadores.

El abogado del delantero, Sylvain Courmier, insistió en aquel momento que “él no ha hecho absolutamente nada malo”, y se mostró confiado en que “finalmente todo acabe en una dolorosa controversia”.

La agencia de noticias AFP destapó una fuente en la investigación que admitió que Benzema se acercó a Valbuena “en nombre de un amigo de la infancia [de Karim]” que se había puesto en contacto previamente con él respecto a la extorsión por la cinta.

En este punto hay que subrayar que Benzema no ha sido declarado culpable de nada y sigue siendo inocente hasta que se demuestre su culpabilidad. Pero, en el caso del jugador de ser declarado culpable de la acusación de complicidad en el intento de chantajear a Valbuena podría enfrentarse a una pena máxima de prisión de cinco años.

COMPARTIR