El Barcelona no pasó del empate en el Camp Nou ante el Slavia Praga (0-0) en la cuarta fecha del Grupo F de la Liga de Campeones, y se complicó su presencia en octavos de final de la máxima competición europea.

Los pupilos de Ernesto Valverde deben recibir al Borussia Dortmund y visitar San Siro en las dos últimas fechas sin apenas margen de error.

El vigente campeón y actual líder de la liga checa demostró una ambición y un juego elaborado inesperado en el colista del ‘grupo de la muerte’, y con 2 puntos, aún conserva opciones de lograr la machada y colarse entre los 16 mejores del continente.

Con las líneas adelantadas y sin miedo a tener el balón en los pies, los checos pronto demostraron con sendas peligrosas internadas por la derecha que no habían acudido a la capital catalana de turismo.

Ante el estupor inicial por el buen arranque del Slavia, el Barça despertó con una acción del lateral portugués Nelson Semedo en el minuto 11, cuya diagonal hacia el área culminó en un disparo raso desviado a córner por el meta visitante.

COMPARTIR