Marco FONROUGE MATHEY / Acayucan.- Será un espectáculo sin precedentes. La noche de este viernes el graderío de la Unidad Deportiva “Vicente Obregón” no se dará abasto para el respetable, ya que el duelo por la gran final entre el Atlético Acayucan y Cristo Negro presagia un duelo de poder a poder con equipos llenos de calidad en cada una de sus líneas.

 

Alejandro Luis Lara del conjunto Atlético Acayucan decía: “Quién no ha pisado una cancha no dimensiona lo mucho que te puede apasionar ganar una final en el futbol del llano”, el acayuqueño exjugador profesional sabe lo que es un vestidor en el futbol de paga pero también, lidiarse en juegos repletos de aficionados mordiendo la línea de cal del saque de banda.

 

Este viernes se acaban las jerarquías. Cristo Negro, impulsado por don Carmelo Aja, un “Tigre” en el medio futbolístico y Gustavo Antonio, no escatimó para traer a lo mejor de la región, gente de experiencia, exprofesionales de Tercera y Segunda División que juegan de forma extraordinaria y que la semana anterior dieron un repaso al Deportivo Tapia para acceder a la final.

 

Pero enfrente está el orgullo de la barriada, el Villalta, con gente también de experiencia en el futbol de paga pero de esos acostumbrados a jugar, pelear, ganar y también perder finales, aquellos que se identifican con la sola frase de los “Clovis”, aunque apenas padre e hijo compartan esos nombres, el segundo de ellos con escasos 5 ó 6 años, pero esa es la etiqueta; es lo que los identifica.

 

Don Mauro Ramírez ha logrado un torneo que brinde espectáculo a los aficionados, y si gusta del deporte de las patadas, la mejor cita será este viernes a las 9 de la noche en la Unidad Deportiva “Vicente Obregón”, donde Atlético Acayucan y Cristo Negro pelearán en el terreno de juego, la supremacía de la Liga Empresarial.

COMPARTIR