Al Barcelona le salió todo mal en La Rosaleda y desaprovechó la oportunidad de alcanzar al Real Madrid en el liderato de La Liga al caer 2-0 como visitante anteMálaga en la Fecha 31 y se quedó en el segundo sitio de la clasificación con 69 puntos, a tres del conjunto blanco.

La escuadra culé estaba obligada a sacar los tres puntos luego de que horas antes, en el derbi madrileño, Real Madrid empatara en casa contra el Atlético. Para mala fortuna del Barça, se enfrentó a un equipo malagueño que nunca le regaló nada y dio un gran partido.

Fue precisamente un exblaugrana, Sandro Ramírez, quien anotó el primer gol al 31’ luego de una descolgada que lo dejó solo frente al guardameta Ter Stegen dentro del área. El central Jérémy Mathieu se quedó colgado y jamás alcanzó al atacante, quien disparó abajo ante el inútil intento del portero alemán por achicar el ángulo.

Con un Barcelona desesperado por no aprovechar la oportunidad que tenía en La Liga, en el segundo tiempo salió con todo en busca de empatar, pero tuvo que hacerlo con diez hombres porque Neymarperdió la cabeza y cometió una dura infracción que le significó la segunda amarilla y dejar a los blaugranas con diez al minuto 64.

Pese a la inferioridad numérica, la escuadra de Luis Enrique siguió adelante, tanto que al 77’ se suscitó la polémica porque una clara falta a Sergi Roberto dentro del área fue marcada como tiro libre, ya que tanto el árbitro central como el asistente no vieron que la infracción había sido adentro.

Ya con un Barcelona disminuido, fundido y jugado, Málaga mató toda intención del visitante a través de un contragolpe fulminante que terminó en gol de Jony al 90’ para el 2-0 final.

COMPARTIR