Ciudad de México.- En medio de las versiones que circulan al respecto de la desaparición de Marcela Basteri —mamá de Luis Miguel— en la década de los 80, el actor Andrés García aseguró que Luisito Rey, papá del cantante, sí pidió ayuda a Arturo “El Negro” Durazo y a él mismo para “desaparecer” a su esposa.

En entrevista para el programa Todo para la mujer, el actor que fue amigo cercano de Luis Rey, detalló que fue el propio Durazo —jefe de la policía en ese entonces— quien le confesó la petición de Luis Rey: “Él [Luis Rey] se lo pidió a Durazo y Durazo me dijo ‘Oye me está pidiendo que haga eso’, y luego me lo pidió a mí, pero le dije que eso era una barbaridad. ‘No puedes hacer eso’, le dije”, relató el actor en la entrevista radiofónica.

Aunque Andrés y Luis Rey tuvieron una estrecha amistad, el actor reconoció que el español fue una “mala persona”: “Fuimos muy amigos en una época, luego me hizo dos barbarrajadas y ahí lo corté. Era una mala persona, era un perfecto hijo de su pelona, él no respetaba a nadie, tomaba ventaja de todo el mundo, [hubo] cosas muy sórdidas que quería hacerle [a su esposa], [eran] unas barbaridades [las que quería hacerle] a Marcela, terribles. Yo le dije ‘No, yo no puedo hacer eso’”, comentó.

García detalló que él le contó a Luis Miguel las intenciones de su padre y el cantante le respondió decepcionado “Qué vergüenza me hace pasar mi padre”.

Al respectó de la versión que circuló recientemente al respecto de la muerte de la italiana, Andrés dijo: “No creo que haya sido un ‘pasón’ o alguna cosas de esas (…) Ella era muy cariñosa, era muy mamá de sus hijos y de su casa, los amaba a todos, ella no era una mujer de echar chisme. Yo pienso que ella se alejó de él harta de tantas injusticias que él le hacía”.

VIAnoreste.net
COMPARTIR