Bañarse con agua fría se ha puesto de moda debido a que tiene diversos beneficios, funciona contra la depresión, mejora la productividad y ralentiza el envejecimiento, mencionan expertos.

Al bañarse con agua fría se tiene un subidón de endorfinas que ayuda a que se tenga mayor productividad durante el día.

El artículo de Drew Housman en Business Insider, en donde habla del desafío de esta “terapia del frío” por un mes, señala que los beneficios psicológicos son evidentes, por lo que ha continuado con esta práctica.

“¿Qué podría pasarme, después de todo, si ya había lidiado con algo brutalmente incómodo tan pronto durante  el día?”, afirmó al referirse a su experiencia durante los 30 días.

COMPARTIR