Para los expertos, fumar podría ser una fuente de trasmisión del SARS-CoV-2, que no ocurre de manera directa.

Especialistas de la Asociación Americana del Pulmón señalan que los fumadores infectados pueden expeler microgotas transportadoras del virus al exhalar el humo, así como como se expelen al hablar, toser o estornudar.

Ante el riesgo que esto podría representar, recomiendan apartarse de la gente que está fumando.

Los expertos consideran que este humo podría causar problemas de salud.

COMPARTIR