El pasado fin de semana apareció en La Paz, Baja California, un pez remo gigante, ser marino que rara vez emerge a la superficie, y cuya presencia en las costas ha sido asociada con el presagio de terremotos y tsunamis.

La especie, también llamado el rey de los arenques, es una especie lampridiforme de la familia Regalecidae de aguas profundas, es considerado el pez óseo más largo del mundo, pues puede llegar a medir hasta 11 metros; su principal característica es su forma de cinta y sus aletas pequeñas.

En la cultura japonesa se le considera un “Ryugu no tsukai”, o “Mensajero del Palacio del Dios del Mar”, que sube a la superficie para avisar de un posible maremoto, sismo, tsunami o terremoto.

Aunque lo anterior no es un hecho científicamente comprobado, en varias ocasiones han sido descubiertos muertos en playas y casualmente a los pocos días se registra un sismo.

Hace casi un mes apareció uno en playas de Cozumel, días previos al sismo de magnitud 7.4 ocurrido el pasado 23 de junio en las costas de Oaxaca.

Casualmente, la tarde de este martes se registró un sismo de 4.5 grados de magnitud en la región sureste de Coahuila, el cual se percibió en los municipios de Saltillo y Ramos Arizpe, de acuerdo con reportes de ciudadanos.

 

Fuente: El Financiero/Foto: Twitter/atf

COMPARTIR